¿Tienes un problema de adicción?

Adicciones

La adicción, sea del tipo que sea, es una enfermedad que puede llegar a ser muy grave. Una adicción severa no tratada puede desencadenar serios problemas que, en casos graves, pueden causar la muerte. Las adicción de tipo comportamental pueden desencadenar en problema sociales graves, como inestabilidad emocional, depresión, etc. El primer paso para tratar una adicción, es reconocerla. Sea cual sea tu adicción, en Alpha podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso. La primera visita es totalmente gratuita. Te contaremos qué podemos hacer para ayudarte a recuperar el control de tu vida.

A menudo el adicto niega su problema de abuso de sustancias, esperar a que la adicción acabe revelándole su problema y que se de cuenta del caos vital que le rodea puede ser muy peligroso. Por el camino se deteriorarán las relaciones familiares y amistades, el trabajo o los estudios, la salud, etc,… pudiendo llegar a peligrar su propia vida.

Solemos abrazarnos a la creencia de que solamente cuando el consumo deteriore tanto al adicto que no encuentre otra salida es cuando podemos iniciar un tratamiento, pero una intervención bien planificada y estructurada nos puede llevar a conseguir romper la negación y motivar al adicto a realizar un tratamiento cambiando sus sentimientos y comportamientos.

Una intervención es una cooperación estratégica entre la familia del adicto y nuestros profesionales con amplía experiencia en las dificultades de conseguir el único objetivo de que el adicto inicie un tratamiento de recuperación de adicciones.

Nuestro trabajo es alcanzar  la meta de conseguir iniciar el tratamiento, para ello planificaremos una estrategia conjunta con la familia dándole el apoyo y consejo necesario para afrontar una intervención formal, además del seguimiento del adicto mediante intervenciones informales que consigan finalmente nuestro objetivo.

En Alpha Adicciones nos preocupamos especialmente de esta fase ya que sabemos de las dificultadas que entraña para aquellos que están cerca del adicto. Nuestros profesionales tienen una amplia experiencia en la intervención de una adicción.

Adicción al Alcohol

El alcohol es una droga legal. El abuso de esta sustancia puede crear dependencia física y psicológica en el individuo y provocar el desarrollo de una adicción.Entre los síntomas de esta enfermedad encontramos: consumo excesivo de alcohol, abandono de las responsabilidades, pérdida de otras fuentes de placer, consumo en situaciones de riesgo, incapacidad para controlar y detener el consumo, a pesar de las consecuencias negativas a nivel personal, familiar y laboral. El abuso del alcohol además de la enfermedad de la adicción puede provocar y agravar trastornos fisiológicos y mentales.

Politoxicomania

La politoxicomanía es la adicción a diversas sustancias simultáneamente o de forma intercalada. Lo más habitual es que un adicto que consume drogas abuse de varias sustancias al mismo tiempo, buscando los efectos producidos por la potencia de la mezcla.

Adicción al Cannabis

El cannabis es una droga ilegal que tiene un alto potencial adictivo. Junto con el alcohol, suele ser la droga de iniciación en los jóvenes, y produce alteraciones que pueden acabar generando una adicción. Los síntomas del abuso de cannabis son: falta de memoria; hostilidad, deterioro del rendimiento laboral, pérdida de interés, concentración y motivación, falta de energía. A esta sintomatología se le suma un buen número de trastornos psiquiátricos que pueden aparecer o potenciarse debido al consumo.

Adicción a la Cocaina

La cocaína es una droga ilegal cuyo consumo regular provoca una rápida dependencia psicológica, que se transforma fácilmente en una adicción. Su peligrosidad es alta porque suele consumirse con alcohol, y en algunas ocasiones también con cannabis u otros fármacos relajantes, mezcla devastadora para nuestro organismo. Los síntomas del abuso de cocaína son: pérdida de apetito acompañada de un adelgazamiento extremo, cambios bruscos de humor, falta de concentración, irritabilidad, agresividad, alteraciones del sueño, gastos injustificados, consumo en solitario, necesidad de aumentar la dosis para conseguir el mismo efecto, incapacidad para controlar el consumo, siendo este prioritario sobre elementos básicos como la familia o el trabajo. Además de esta sintomatología, la adicción a la cocaína viene acompañada de complicaciones fisiológicas y mentales graves.

Adicción a las Drogas Sintéticas

Las drogas de síntesis son sustancias ilegales preparadas a partir de químicos no naturales, la gran mayoría derivadas de las anfetaminas (Éxtasis, GHB, MDMA). Los síntomas más comunes de la adicción a este tipo de sustancias son: irritabilidad, obsesiones, depresión, delirios de grandeza, manía persecutoria, ataques de pánico, alucinaciones, pensamientos suicidas. En contra de la creencia popular, tienen un alto grado de toxicidad que produce daños cerebrales importantes y en ocasiones irreversibles. Su consumo con alcohol las hace aún más peligrosas, ya que se potencian los efectos de ambas drogas pudiendo producirse la muerte.

Adicción al Sexo

La adicción al sexo consiste en un impulso irrefrenable dirigido a la práctica sexual. El adicto realiza una serie de conductas repetitivas enfocadas a satisfacer su deseo. Suele ser un acto breve y poco satisfactorio, con diferentes compañeros, que además genera en el adicto sentimientos de culpa y remordimientos. Este acaba usando la conducta sexual para aliviar su sufrimiento, en vez de para la búsqueda de placer. El sexo se convierte en una herramienta para reducir la ansiedad y el malestar emocional. Los síntomas son: comportamiento sexual con carácter autodestructivo, incapacidad de evitar la conducta a pesar del perjuicio que provoca en sí mismo y en su entorno, cambios bruscos de humor, aumento del número de relaciones, problemas laborales y sociales, consecuencias de tipo médico o legal.

Adicción al Trabajo

La adicción al trabajo se describe como la necesidad excesiva e irresistible de trabajar constantemente. El adicto trabaja más de lo que se le exige, implicándose a un nivel desmesurado que le lleva a descuidar su vida personal y su salud. Le da una importancia exagerada al dinero y al poder. Los síntomas de esta adicción son: necesidad creciente de dedicarle más tiempo al trabajo, incapacidad para delegar tareas y trabajar en equipo, control excesivo, preocupaciones persistentes relacionadas con el rendimiento laboral, estrés, insomnio, dolores de cabeza, disfunción sexual, abandono total de la vida personal y del ocio.

Adicción al Juego

La ludopatía se basa en la incapacidad para controlar el impulso de jugar a juegos de azar. La inversión del adicto en tiempo, energía y dinero va aumentando al igual que su dependencia. Como consecuencia, sus conductas de juego interfieren negativamente en su vida personal y laboral. Los síntomas son: planificar cómo conseguir dinero para jugar, inquietud si interrumpe el juego, necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para conseguir la excitación del comienzo, fracaso de los esfuerzos para controlar o detener el juego, problemas con la ley y económicos, conflictos familiares, pérdida de relaciones significativas y de puestos de trabajo.

Adicción a las Compras

La adicción a las compras se define como una pérdida total de control, que lleva a comprar objetos innecesarios y en cantidades excesivas. La gratificación se encuentra en la acción de comprar y no en el objeto adquirido, que la mayoría de las veces es prescindible. Después de este momento de satisfacción, llegan sentimientos de vacío y de culpa, lo que provoca que se repita el mismo patrón para aliviar ese malestar. El adicto compra sobrepasando sus posibilidades económicas, lo que genera situaciones de endeudamiento a pesar de las cuales no puede frenar su conducta. Los síntomas son: niveles elevados de ansiedad en centros comerciales y tiendas, intrusión de pensamientos que incitan a comprar, incapacidad de contener el impulso de realizar compras, liberación de la tensión y satisfacción una vez que se adquiere cualquier cosa.

Adicción a las Nuevas Tecnologías

La adicción a las nuevas tecnologías consiste en un uso descontrolado y desadaptativo de estas. Las nuevas tecnologías tienen muchas ventajas a nivel informativo y comunicacional, pero su abuso puede generar dificultades en el individuo. El adicto convierte un instrumento de trabajo o de ocio en una forma de huir de los problemas y de buscar satisfacción inmediata. Los síntomas de esta adicción son: aislamiento del resto de la familia, dificultad para respetar los horarios de comida y sueño, irascibilidad, ansiedad, pérdida de interés por actividades que antes eran placenteras, deterioro de las relaciones sociales, el uso de internet o de otras nuevas tecnologías se convierte en lo prioritario en su vida.

Adicción a las Benzodiacepinas

Las benzodiacepinas son un conjunto de fármacos legales con un alto potencial adictivo, prescritas medicamente, y utilizadas para calmar la ansiedad, la angustia y la agitación. En muchas ocasiones se consumen acompañadas de alcohol, lo que implica un riesgo altísimo de muerte ya que se puede producir una parada cardio- respiratoria. También es común su uso como neutralizador de los efectos producidos por otras drogas, combinación que puede resultar igual de peligrosa que la anterior. Los síntomas de la adicción a las benzodiacepinas son: incapacidad para controlar el consumo siendo imposible disminuirlo o suspenderlo, incapacidad de tolerar la ausencia de consumo, produciendo comportamientos de búsqueda compulsiva del fármaco, desarrollo de tolerancia a la sustancia teniendo que aumentar la dosis para conseguir los mismos efectos, trastornos cognitivos, distorsiones de todos los sentidos.