Sexo

La adicción al sexo consiste en un impulso irrefrenable dirigido a la práctica sexual. El adicto realiza una serie de conductas repetitivas enfocadas a satisfacer su deseo. Suele ser un acto breve y poco satisfactorio, con diferentes compañeros, que además genera en el adicto sentimientos de culpa y remordimientos. Este acaba usando la conducta sexual para aliviar su sufrimiento, en vez de para la búsqueda de placer. El sexo se convierte en una herramienta para reducir la ansiedad y el malestar emocional. Los síntomas son: comportamiento sexual con carácter autodestructivo, incapacidad de evitar la conducta a pesar del perjuicio que provoca en sí mismo y en su entorno, cambios bruscos de humor, aumento del número de relaciones, problemas laborales y sociales, consecuencias de tipo médico o legal.

Proceso Terapéutico

Tratamiento

Contáctanos

Gracias por contactarnos!.
:( Ups! Algo salió mal, por favor, contáctanos vía telefónica.